Organización de la boda: El gran día, los fastos, la ceremonia con los ramos de rosas del jardín, los bojes y los grandes tejos, las palmeras y los viejos olivos.

Una chuppah, el palio nupcial, bajo el grande sicómoro donde los novios judíos serán unidos y dedicados al rabino, o una ceremonia protestante en la rosaleda o hasta una misa católica en la pequeña iglesia de Vallery, frente al castillo.

Meditar a los pies del Buda, sentado bajo el árbol. Cenar a la luz de las velas rodeados por el maravilloso trampantojo de la Salle des Tentures, los candelabros consumiéndose para vuestra boda, para vuestro placer.

Fuegos artificiales que acaban en dos grandes llamas, en medio de las que, al final del espectáculo, aparece el jefe de cocina con la tarta de boda.